Bienvenido a Pamplona

Pamplona es un paraíso porque así lo quiso dios,

orgulloso que me siento de allí haber nacido yo...

Tienes un mágico encanto que cautiva el corazón...

 

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

InicioSemana santa

Semana Santa en Pamplona

Autor:  Mag. Flor Delia Pulido 

En la historia de un pueblo también entra todo lo pertinente a su religión, porque hace parte de su cultura, de sus ancestros, de sus tradiciones y de sus ritos a las imágenes sagradas. En Pamplona los fieles católicos desde hace muchos años han celebrado con fervor y devoción la Semana Mayor, como una costumbre traída a estas tierras desde la madre patria, España.

La Semana Santa tiene origen en los primeros años de su fundación, son mínimos los datos conseguidos sobre ella, pero si se perciben en narraciones tradicionales de la oralidad pamplonesa, que tratan de no dejar desaparecer la memoria borrosa de esa solemnidad. Los pamploneses se identifican con su Semana Sagrada a través de los diferentes ritos y de las procesiones que cada día salen de una parroquia desde tiempos inmemoriales. 

En Pamplona los Jesuitas, los Franciscanos, los Agustinos, los Dominicos, y las Clarisas establecieron sus conventos y dejaron huella en la sociedad colonial formada por los naturales y por los nuevos pobladores y su descendencia.

La presencia de la Iglesia Católica en la ciudad de Pamplona se oficializó el 27 de Octubre de 1553, cuatro años después de fundada la ciudad, pese a estar en funciones espirituales, el padre Velasco, uno de los pobladores desde 1549.

La Iglesia Católica, a través de las comunidades religiosas con su acción paciente y constante, encauzó a los aborígenes hacia el conocimiento de Cristo en todo el territorio conquistado. Antes de finalizar el siglo XVI, ya trabajaban con mística para “cristianizarlos y civilizarlos”.  

En el acta del ayuntamiento aparece el nombramiento del padre Pedro Alonso Velasco así: El Padre Alonso, apenas recibido de su nombramiento, se dispuso a la construcción de la iglesia “en un plazo de treinta días”, la cual fue recibida por el cabildo de Pamplona el 2 de Diciembre de 1553. 

Fray Alonso de Zamora decía:

Para 1555 la naciente población de Pamplona, tenía 300 habitantes, con marcada inclinación a las virtudes cristianas y las letras” 

Pasados muchos lustros de procesiones, en la Semana Mayor, llegamos al siglo XIX. “El primero de Marzo de 1882, se llevó a cabo la procesión de Jesús Crucificado a la cual concurrieron el Obispo, quien la presidió, el venerable Capítulo Catedral, todo el clero de la comunidad y un número considerable de fieles; a las cuatro de la tarde salió la procesión de la Iglesia del Humilladero, recorrió once cuadras hasta llegar a la Catedral. 

El primero de Abril de 1883, se inició la Semana Santa (…), desde el segundo domingo de Cuaresma cuando se sacó la Imagen del Señor Crucificado del Humilladero, para llevarlo al templo de Santa Clara, donde harían el novenario, las misas y oficios religiosos en su honor. Estos actos se realizaban por la noche y el señor Obispo y otros sacerdotes celebraban los oficios en cumplimiento del voto hecho por el cabildo de esta ciudad después del terremoto 1796 (…)”. 

“En la Semana Santa los católicos pamploneses, nos reconciliamos con Dios, mediante los sacramentos de la penitencia y la comunión. En ellos, nos unimos espiritualmente a Cristo con la esperanza de estar más vivos en él. Esta, encarna y expresa de manera muy relevante y testimonial, la fé sólida y vivamente arraigada de sus gentes en Pamplona”. (Revista Semana Santa, págs.: 18 a 22).

También denominada Semana Mayor, corresponde a ocho días, en los cuales la Iglesia Católica, según la Pascua hebrea, los dedica al recuerdo y celebración del misterio, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, con las cuales venció al demonio y nos rescató de la condenación eterna al reconciliarnos con el Padre eterno y con la humanidad. Algunas diferencias se han presentado a través del tiempo.

Volver